Saltar al contenido

Proyector bajo consumo

¿Estás considerando comprar un proyector? ¿No te gusta la imagen del que tienes ahora y crees que ya está muy desfasado? No hay problema, ya que tenemos para ti los mejores proyectores de bajo consumo eléctrico, para que además de disfrutar tengas un ahorro importante en tu factura de la luz.

Mejores proyectores de bajo consumo de 2018

¿Qué tecnología? DLP, TRI-LCD, LED

El mercado del consumidor se divide en dos tecnologías: DLP (Digital Light Processing) y tri-LCD (Liquid Crystal Display).

Los proyectores tri-LCD y los DLP funcionan de manera diferente para reproducir imágenes, pero sus diferencias de rendimiento son cada vez menos evidentes. Los equipos DLP causan molestias visuales y dolores de cabeza en ciertos usuarios debido al efecto arco iris. No obstante, este fenómeno es raro y tiende a desaparecer debido a la rotación más rápida de la rueda de color y al uso de más segmentos. Por lo tanto, es imprescindible probar esta tecnología para saber si somos sensibles a este fenómeno óptico. La tecnología alternativa tri-LCD no genera ningún efecto arco iris.

Habitualmente equipados con una lámpara de ultra alta presión (UHP), los videoproyectores disminuyen su intensidad luminosa con el transcurso del tiempo. Las lámparas son consumibles, con una vida media de entre 2.000 y 6.000 horas en modo estándar. Para alargar su utilización, se aconseja utilizar el modo económico, que reduce la intensidad de la luz, el consumo de energía y el ruido de la ventilación. Hay modelos equipados con lámparas láser o LED, que proporcionan una vida útil 10 veces más longeva que las lámparas UHP convencionales. El proyector se calienta mucho menos, ahorrando energía y reduciendo el ruido de la ventilación.

¿Dónde ubicar el proyector?

Para la elección del modelo es necesario tener claramente identificada la zona donde se va a utilizar. ¿Qué tamaño de imagen desea? ¿A qué distancia está la pantalla del proyector? ¿Se ubicará bien enfrente? ¿Se instalará en el techo? En función de la disposición, elegiremos un modelo tradicional, uno con “desplazamiento de lente” que nos permita mover la imagen sin deformarla. Lo mejor es colocar el proyector frente a la pantalla, ya que de otro modo tendremos que decidirnos por un modelo con unos ajustes muy específicos que hagan que el previo se eleve.

Los modelos tradicionales requieren un espacio trasero de 3 metros para lograr una imagen de 2,20 metros de base, 2,50 metros de diagonal o 100 pulgadas de diagonal, cuando una TV LED rara vez supera las 60 pulgadas con un presupuesto similar. Los proyectores de distancia focal ultra corta pueden ser colocados a una distancia de 10 a 50 cm de la pantalla, lo que evita ser molestados por las sombras de las personas que se están moviendo alrededor de la habitación y mantiene el ruido de la ventilación alejado. Por otra parte, se destacan los pequeños defectos del soporte de proyección.

Para saber si el proyector seleccionado corresponde a lo que necesitas, debes conocer el ancho básico de la pantalla y la relación de proyección (o focal) del proyector. Multiplicando la relación de proyección mínima por el ancho de la pantalla, se obtiene la distancia mínima a la que se debe ubicar el dispositivo. La relación de proyección máxima multiplicada por el ancho de la pantalla proporciona la distancia máxima entre la pantalla y el proyector. Si la distancia proporcionada en su configuración está entre estos dos valores, entonces el proyector puede adaptarse a su habitación.

¿Qué tipo de conexión usar?

¿Quieres conectar tu proyector a un reproductor de DVD, reproductor de Blu-ray, ordenador, consola etc..? Cuantos más dispositivos desee conectar, más enriquecida tendrá que ser la tecnología de conectividad que use el proyector. Para evitar la multiplicación de cables y que se acaben liando entre ellos, se puede elegir un modelo con Wi-Fi, pero la opción es cara (de 200 a 400€). Actualmente, todos los proyectores tienen al menos una conexión HDMI.

Alta definición y 3D

Para utilizarlo en el cine de casa, busque en los proyectores Full HD las especificaciones completas de DVD y Blu-ray. Las resoluciones más bajas tienen la ventaja de ser más baratas. Recuerde que cuanto más grande sea la imagen, más visibles serán los píxeles.

Los proyectores 4K caros y todavía no existe material suficiente disponible como para disfrutarlos durante un extenso lapso de tiempo; además, según nuestra prueba, si comparamos televisores 4K con los Full HD, los usuarios no suelen apreciar ninguna diferencia real entre los dos, aunque sí que la hay.

Los proyectores 3D son habituales, pero no se suelen suministrar gafas: se necesita un presupuesto adicional para adquirir los pares compatibles.

Brillo y contraste: la guerra de los números

Hay dos características que deben guiarle en su elección: el brillo y el contraste.

El brillo corresponde a la intensidad de la luz emitida por el proyector y se expresa en lúmenes. Cuanto mayor sea la imagen proyectada y más luminosa sea la habitación, mayor será la intensidad del brillo del proyector: 1.000 lúmenes es un mínimo, 1.600 o incluso más de 2.000 lúmenes proporcionarán un gran confort. En condiciones normales de uso, la luminosidad medida es inferior a la esperada, por lo que no vacile en cerrar las persianas para sumergirse en la oscuridad y mejorar la experiencia.

Los modelos LED afirman tener unas relaciones de contraste de 150.000:1. Por lo general, cuanto mayor es el contraste, más profundos y detallados son los negros. Desgraciadamente, las pruebas en condiciones reales muestran una discrepancia entre los valores medidos y los valores reportados, los cuales se llevan a cabo con ajustes “extremos”. Debe tenerse en cuenta que los negros profundos sólo pueden obtenerse en una habitación oscura.

El ruido de la ventilación

Para refrigerar la lámpara UHP, los proyectores requieren un nivel elevado de ventilación. El modo económico permite minimizar el ruido, por lo que a veces es este nivel de ruido el que se destaca en los productos. Los fabricantes por lo general tienen un nivel en el rango de 25-35 dB, que permanece discreto. El zumbido continuado estará tapado por el ruido de las escenas de acción, pero puede llegar a ser molesto en escenas más silenciosas, sobre todo si el proyector está cerca de usted. Los proyectores de distancia focal ultra corta colocados justamente en la parte inferior de la pantalla mantienen alejado el ruido desagradable.

Lámparas: ¡Una verdadera odisea!

La sustitución de la lámpara precisa un presupuesto bastante elevado: de 100 a casi 300 € para el bloque completo (bombilla + soporte) según los modelos. Dependiendo de su uso y de la vida útil estimada de la lámpara, este puede ser un criterio de selección al comprar el proyector. Puede ser tentador comprar sólo la bombilla sin el bloque de soporte para ahorrar dinero, pero hace falta reemplazarla cuidadosamente y tomar todas las precauciones necesarias para evitar que se rompa. Antes de realizar la compra, especialmente por Internet, verifique que el modelo elegido coincida con el bloque completo y no únicamente con la bombilla.

Además de los modelos originales, también hay lámparas “compatibles”, más asequibles pero de calidad variable.

Por su parte, el consumo anual de electricidad se sitúa en torno a los cincuenta euros anuales para un uso regular de 3 horas diarias con una lámpara convencional. Los proyectores LED consumen la mitad de energía.

¿Una pantalla o una pared blanca?

Además del proyector, se debe disponer de un soporte de proyección. Una pared blanca mate puede hacer el trabajo (también hay pinturas concretas). La técnica del papel estirado puede quedar con pliegues y los objetos se pueden ver a través de la parte posterior. Lo mejor es un lienzo específico y diseñado para conservar los colores y el brillo.

En función de la habitación, puede escoger una pantalla enrollable (motorizada o no), una pantalla fija sobre un bastidor, una pantalla desplegable o una pantalla sobre un trípode. La lona puede ser perforada para que pueda pasar el sonido de los altavoces situados tras ella. Quienes elijan una pantalla motorizada apreciaran la presencia de una salida de disparo en el proyector: en cuanto se enciende, la pantalla se desenrolla automáticamente.

En lo que respecta al tamaño, esto depende de la habitación, de la distancia y del proyector. Si tiene poca distancia, no se preocupe demasiado por el riesgo de hacer que la visión sea incómoda, lo ideal sería una distancia igual a 3 veces la altura de la pantalla. En cuanto al formato, se recomienda 16:9 para proyecciones de películas y 4:3 o cuadrado para uso de oficina.

Una de las características técnicas de las pantallas es la ganancia: ésta corresponde a su habilidad para optimizar el contraste y el brillo de la imagen. De este modo, cuanto menor sea el brillo del proyector (o de la sala iluminada), mayor será la ganancia de la pantalla. Una ganancia de 1 a 1,1 es adecuada para los proyectores de luz. Los proyectores menos brillantes necesitarán lonas con cuentas o microesferas con una ganancia de 2,1, por ejemplo, que tienen la desventaja de ser muy directivas.

Opciones

Pequeños extras de algunos proyectores:

Sintonizador de TDT integrado;
Conectividad Bluetooth, útil para evitar cables entre altavoces o auriculares y el proyector;
Lectura automática de lápices USB sin necesidad de ordenador: simplifica el uso, pero no se leen todos los formatos;
Altavoces integrados.