Saltar al contenido

Lavavajillas bajo consumo

Seguramente no tienes tiempo o no te gusta limpiar los platos y cubiertos, es invierno y no te gusta mojarte las manos, o simplemente no tienes ganas, no te preocupes, tenemos la solución a tu problema, un catálogo impresionante con los mejores lavavajillas con bajo consumo eléctrico.

Mejores lavavajillas de 2018

¿Por qué comprar un lavavajillas de bajo consumo?

Pensar en la compra de uno te puede dar una sensación de alivio, quizás mayor de la que te puede dar cualquier otro electrodoméstico, al considerar las ventajas que te da un equipo que te puede ayudar en tus tareas cotidianas.

Que ya no te queden platos acumulados del día anterior, o ya no pensarás igual cuando tengas invitados en tu casa, que optimizarás tiempos en consumo y energía, y sobretodo que son equipos que lavan de forma intensa, muy higiénicos y que trabajan de forma muy eficiente.

¿Qué modelos de lavavajillas existen?

Los modelos se ciernen en base a la capacidad que soportan y se pueden dividir en varios de ellos:

  • Lavavajillas estándar: son aquellos que comúnmente puedes ver en las casas y por supuesto son los que más se venden, su capacidad oscila entre los 10 y los 15 cubiertos y un ancho de alrededor de 60cm
  • Lavavajillas panelable: es prácticamente igual que el anterior en lo que a funcionalidades y consumo se refiere, pero no se llamarían así de ser iguales, y es que estos se adaptan de mejor manera a una cocina liberando espacio útil. Se colocan encima de un mueble por lo que el hueco que ocuparía en el suelo podrás usarlo para otros menesteres. La pega es que no a todo el mundo le gusta tener electrodomésticos sobre los muebles, si vives en compañía es recomendable que lo consultes antes de comprar nada y así evitar discusiones. Sus dimensiones oscilan entre los 40 y los 60cm de anchura.
  • Lavavajillas mini o compacto: está hecho para ti si tienes muy poco espacio para colocarlo. Son de tamaño reducido pero en cuanto a funciones está a la par con los demás. Obviamente debe de tener diferencias y de alguna manera tienen que ahorrar espacio y como estarás imaginando lo hacen en capacidad, ya que no suelen pasar de 6 cubiertos.
lavavajillas compacto
Lavavajillas mini

Cómo elegir un lavavajillas

Lo primero que debes tener en cuenta es el lugar donde vas a instalarlo, si quieres que mimetice bien con el diseño del entorno, o si le vas a dar mucho uso. Cuando ponemos estas cosas a analizar podemos extraer cosas en claro, por ejemplo si necesitas un lavavajillas pequeño o uno estandar.

En referencia a la capacidad de un lavavajillas la mejor opción es aquella que mejor se adapta a tí, es decir, no vas a aprovechar de la misma manera uno con mucha potencia si vives sólo que si lo haces con 10 personas. Para cuánta gente va a trabajar es primordial que lo pienses, es por eso que oirás hablar de varios términos; cubierto y servicio.

Dónde poner el lavavajillas

Esta es una de las preguntas que hemos mencionado antes. Existen modelos que no necesitan instalación, es decir, basta con ponerlos en un lugar donde haya una toma de agua. Como no la posibilidad de integrarlos con el diseño de la habitación también está presente, normalmente en la cocina y sus muebles, incluso encastrados si no quieres que se vean demasiado. Además por si no lo sabías algunos incorporan un fregadero en la parte de arriba.

Capacidad de carga en lavavajillas

Si has leído hasta aquí debería sonarte cubiertos o servicios, explicándolo rápidamente un cubierto es el conjunto del servicio de una mesa por comensal. Aun así no te fíes de estos tecnicismos ya que no en todas las casas se come y se ensucia igual, por lo que un lavavajillas de 6 cubiertos no quiere decir que sea suficiente para seis personas.

El tipo de puerta de un lavavajillas

Se recomienda a la hora de hacerte con un lavavajillas que tengas en cuenta el tipo de puerta y a poder ser que esta sea de tipo equilibrada que te permite evitar accidentes, ya que al abrirla no pasa de una altura determinada y no cae totalmente ni se cierra de golpe. Para los niños también deberías mirar que tengan bloqueo de seguridad para que la puerta no se pueda abrir durante el lavado.

Échale un ojo al filtro

Ya que te pones a elegir un lavavajillas adecuado puedes también fijarte en que el filtro sea autolimpiable ya que así te evitas tener que hacer un mantenimiento periódico de este sobretodo si no tienes mucha idea de cómo se hace, así te evitas tener que llamar a un técnico para que lo haga él o para que diréctamente te arregle el lavavajillas. Otra ventaja de estos filtros es que no tienes que enjuagar nada antes de introducirlo en el lavavajillas de bajo consumo, por lo que ahorras agua y electricidad.

Programas y funciones de un lavavajillas

Llegados a este punto seguramente ya sepas el funcionamiento básico de este electrodoméstico, pero lo bueno es que además dependiendo del modelo pueden tener programas que te facilitan mucho la vida.

  • Función de inicio diferido (time-delay): Este programa carga el electrodoméstico y lo programa para un momento y una hora determinada, si por ejemplo no vas a estar en casa a las 17 de la tarde y es en ese periodo de tiempo donde el consumo de electricidad sale más barato, es buena idea que se inicie el lavado ¿no?
  • Lavado intensivo con temperatura alta: Consume bastante energía no vamos a negarlo pero sí que es cierto que hace un lavado más a fondo de la vajilla. Como bien es sabido los gérmenes se eliminan con mayor facilidad cuanto más alta es la temperatura.
  • Lavado ecológico: Es un tipo de lavado igual de eficiente que otros, pero en aras de ahorrar energía puede que este dure un rato más de lo normal.
  • Programas fríos o económicos: Los lavavajillas que vienen con sensores suelen tener incorporado este programa, que se encarga de  ajustar de forma automática los ciclos de lavado llegando a ahorrar hasta un 50% de energía.
programas lavavajillas
Ejemplo de funciones en un lavavajillas

Consumo de agua y energía en un lavavajillas

Si estás en esta web es porque buscas un lavavajillas de bajo consumo eléctrico y agua, suponemos que para ahorrar en las facturas y por supuesto cuidar el medio ambiente. Antes de ponerte a comprar como un loco verifica la etiqueta de eficiencia energética, cosa que deben llevar todos los aparatos del hogar que adquieras y que además es obligatoria en la Unión Europea. Recuerda que la letra A+++ es la más eficiente y respetuosa con tu bolsillo y con el planeta.

Se puede poner pegas y no te vamos a mentir, si buscas ahorrar a la larga te la van a clavar en el momento de la compra. La eficiencia se paga más cara pero como decimos a la larga sale barata y estos aparatos tienen una vida útil de 10 años. Añadiendo datos en los últimos años se ha reducido considerablemente el consumo de agua y también el de energía, para el secado, por ejemplo, no se requeriría más potencia de la que ya se usó durante el lavado.

¿Existen lavavajillas sin ruido?

Seguramente sea una de las preguntas que se hace mucha gente, aunque si eres tú quien se la ha hecho estás de enhorabuena. Hoy en día se ha reducido mucho los niveles de ruido, en muchos modelos ya no se sobrepasan los 50db. Si recuerdas en el apartado anterior en la etiqueta de eficiencia energética también debe aparecer información sobre estos niveles, así que además de preguntar al comercial mira por ti mismo y no te llevarás sorpresas.

El ruido también es un factor que encarece o abarata el precio del lavavajillas, a menor sonido emite más dinero tendrás que pagar. Puedes encontrar algunos que no sobrepasan ni siquiera los 38db.

Como se ha comentado el precio del lavavajillas está relacionado directamente con el nivel de ruido de este, es decir, cuanto más económico sea lo normal es que el ruido sea bastante mayor llegando a superar en algunos casos los 60db.

Algunas marcas como Bosch tienen sistemas patentados como por ejemplo EcoSilence que no superan los 35db.