Saltar al contenido

Estufas de bajo consumo

[amazon box=»B01MAUFR9R,B00B5TEAME,B0055ZNFCU,B075MN8LKB,B015WK54SA,B00KDAU07U» grid=»3″]

No puedes más con el frío del invierno o no puedes pagar la factura de la luz que te viene al tener encendido el aire acondicionado? No te preocupes, tenemos otras opciones para ti, disponemos de las mejores estufas de bajo consumo del mercado.

Las mejores estufas de 2018

[amazon box=»B00B5TEAME,B015WK54SA,B00KDAU07U» grid=»3″]

Tipos de estufas

Existe diferente variedad de estufas que puedes encontrar en el mercado y que según tu necesidad se adaptarán más o menos a lo que realmente te hace falta. A contiinuación pasarán a detallarse un poco más.

Estufas de pellet

Lo primero de todo es que seguramente te preguntes qué es una estufa de pellet. Pues bien, una estufa de pellet es una de las más modernas que vas a poder encontrar en el mercado, y es que es podría decirse la opción más ecologica que podrás elegir, ya que su sistema de calefacción es totalmente renovable y te viene como anillo al dedo si lo que buscas es una estufa de bajo consumo. El pellet es un tipo de combustible 100% renovable y que es fabricado con residuos vegetales que además contaminan poco. Es un tipo de biomasa, y que obviamente proviene de la naturaleza. Está compuesto de serrín y virutas prensadas y es bastante potente cuando combustiona, aportando calor de sobra.

estufa de pellet
Estufa de pellet

Tipos de estufas de pellet

Deberías saber antes de decidir, si es que ya lo has hecho, que existen tres tipos diferentes de estufas de pellet. Unas son más ecológicas que otras y otras ofrecen un menor consumo, lo cual se verá reflejado en tu bolsillo, así que presta atención.

  • Estufa de aire: Se podría decir que dentro de las estufas de pellet esta es la más ecológica. Además, se puede usar cáscara de frutas o frutos secos como combustible, aunque se recomienda antes verificar si esto es posible, ya que no todos los modelos toleran que les metas cualquier resíduo vegetal. Estas estufas de aire incorporan una especie de ventilador con el que puedes regular la potencia.
  • Estufa canalizable: Es una estufa de pellet de toda la vida pero con algún extra que ahora te comentamos. Al igual que la anterior también contiene un ventilador que se encarga de subir la temperatura en el resto de la casa y no sólo en el habitáculo donde está instalada.
  • Termoestufa: Una termoestufa de pellet es la más segura y potente de las tres. Cabe resaltar que no sólo caldea la habitación donde la tienes si no que también los radiadores del agua. Además como ya se ha comentado es la más segura y es que contiene un dispositivo el cual en caso de fallo apaga inmediatamente el electrodoméstico.

Como todo electrodomestico necesitas unos requisitos para instalar la estufa de pellets, por ejemplo si tienes una habitación de menos de 100 metros cuadrados podría decirse que es ideal. También si vives sólo y no tienes la necesidad de calentar toda la casa. Requiere de una salida de humos y de un enchufe de 220 voltios.

Es indispensable tener una salida de humo en las estufas de pellets. Esta normalmente se encuentra en la parte de atrás de la estufa, así que cuando realices la instalación es imperativo que situes la estufa cerca de esta salida de humos.

En cuanto al mantenimiento de la estufa de pellets se recomienda aspirar la ceniza que deja para que el aire de fuera pueda entrar y se realice el proceso de combustión correctamente. Además una limpieza a fondo una vez cada cuatro meses sería lo ideal.

Las estufas de pellets son seguras, aunque debería tener cuidado con lo típico en cuanto a calefacción se refiere. Nunca dejes objetos cerca que puedan quemarse, ya que aunque no veas nada al rojo vivo alcanza temperaturas suficientes para prender fuego telas u objetos.

Estufas de leña

No son las estufas más ecológicas pero tienen una potencia bastante aceptable aportando un rendimiento bastante óptimo y una combustión limpia. Se puede usar como combustible leña normal o briquetas, además ofrecen decoración al tener el efecto hipnótico de la llama.

estufas de leña
Estufa de leña

Tipos de estufas de leña

Es esencial que tengas en cuenta que la estufa de leña que vayas a comprar va a deepender en gran parte de dónde quieras colocarla. En base al argumento anterior vas a conocer tres variedades que aguantaran el calor de diferente manera y serán más o menos potentes y resistentes a la hora de quemar.

  • Estufas de acero: Son un tipo de estufas bastante ligeras, al menos más que las de hierro y ofrecen un calentamiento de la habitación bastante rápido. En cuanto a eficiencia no se puede decir que sean las mejores ya que por ejemplo las estufas de hierro fundido tienden a aguantar más el calor. Dentro de las estufas de acero tenemos las estufas de doble combustión, que trabajan sometiendo a la leña ya quemada a una segunda combustión, lo cual por otra parte te hará ahorrar un buen dinero. Es una buena opción si buscas una estufa de leña de bajo consumo.
  • Estufas de acero con interior refractorio: Seguramente te estarás preguntando qué es un material refractorio, así que se te va a poner un poco en situación. Un material refractorio es aquel que soporta temperaturas muy altas, esto en definitiva conlleva a que la estufa pueda alcanzar temperaturas mayores a la de una estufa normal sin peligro de que se pegue fuego o el material que la recubre resulte dañado. Este tipo de estufas  producen una combustión bastante limpia.
  • Estufas de fundición: Dentro de las estufas de leña son las que más te pueden durar y resistir ya que están fabricadas en su totalidad y como dice el nombre de hierro fundido. También es cierto que ofrecen un aguante de la temperatura bastante duradero y la carga de la leña se puede realizar tanto lateral como frontal.

Resumidamente si lo que quieres es que te dure la estufa se te recomienda una estufa de hierro fundido y si lo que quieres es rapidez puedes optar por una de acero.

Tu hogar debe contener una salida de humos, y aunque las estufas de leña son seguras la recomendación básica es que las mantengas alejadas de telas u objetos.

En cuanto a qué leña que debe usar la estufa, lo normal es que cada fabricante te recomiende una cosa en cuanto a tamaño y tipo (dura o blanda). Las maderas duras se suelen utilizar para que el fuego dure más tiempoo y por ende el calor que este desprende, las brasas se mantienen mucho tiempo incandescentes. Las maderas blandas se utiilizan para el encendido de las estufas o reavivar el fuego si este está muy débil. Son de combustión muy rápida.

El mantenimiento de una estufa de leña es algo peculiar y va a depender del tipo de leña que se use, ya que algunas dejan más residuos que otras. Lo normal sería tener un aspirdor de cenizar para no empastrar la chimenea por dentro y crear embudos debido al apelmazamiento de la ceniza.

También deber tener en cuenta que el tubo de evacuación de humos también forma parte de la estufa, por lo que deberás combinar dos tipos de limpieza. El deshollinado químico es el proceso mediante el cual varios productos se queman dentro de la estufa con el fin de limpiarla. También está el deshollinado mecánico, que no son más que productos que sin quemarse acaban limpiando el tubo, luego sólo tendrás que pasar un papel para eliminarlos.

Estufas de gas

Son el tipo de estufas que te puedes encontrar o seguramente ya te has encontrado en alguna casa que has visitado. Al contrario de lo que dicen son un tipo de calefacción batante segura ya que la tecnología ha avanzado y las proveen de termostatos e incluso controladores de oxígeno o sistemas antivuelco.

estufa de gas
Estufa de gas catalítica

Tipos de estufas de gas

No lo tendrás fácil a la hora de elegir una estufa de gas de bajo consumo, ya que debes estar seguro que donde las vas instalar cuente con bastante ventilación o que el habitáculo cuente con la potencia sufientente. El consumo de una estufa de gas puede oscilar entre los 900w y los 4000w, todo esto dependiendo del tamaño de la estancia y del tipo de estufa que compres.

  • Estufa de gas radiante: Su funcionamiento consiste en que gracias a una especie de dispositivo infrarrojo cuya tarea es quemar el gas, proporciona a la estufa un rendimiento muy alto. El consumo por obra de la acción reacción es también bastante alto llegando incluso a los 350 gramos de gas a la hora. Si lo que quieres es calentar habitaciones medianas no es precisamente la mejor opción del catálogo de estufas de bajo consumo, además no es aconsejable si tienes niños o animales en casa.
  • Estufa catalítica: Gracias a un panel catalítico y por el proceso llamado radiación calienta tanto objetos como el aire. No producen fuego y el consumo de gas es bastante menor que la anterior, quedandose justo a la mitad, unos 150 gramos por hora. Es cierto que este tipo de estufas están recomendadas para calentar estancias un poco más pequeñas que las de gas radiante, pero solo se va unos metros, por lo que haciendo cálculos sale más rentable una de estas.
  • Estufa de llama azul: En este caso el gas si que prende mediante convección, pero necesita de una temperatura un poco elevada. Esto aunque pueda parecer contradictorio nos lleva a un menor consumo y mayor eficiencia a la hora de calentar. El consumo de gas es parecido a la primera opción pero el tamaño de la habitación se iría a la par con las catalíticas. Son las estufas que más suelen durar así que si quieres una estufa de gas de bajo consumo energético quizá esta sea tu mejor elección.

¿Dónde instalar una estufa de gas?

Lógicamente debes ponerlas en un sitio muy bien ventilado, ya que los gases que emiten pueden resultar muy dañinos si hay algún fallo de seguridad. No están recomendadas para lugares donde se vaya a pernoctar aunque la mayoría llevan un dispositivo de seguridad que las apaga en cuanto detecta bastante gas en el aire. De todas formas procura apagar la estufa si ves que te vas a quedar dormido, ya que aunque tengan dipositivos de seguridad pueden fallar.

Estufas de parafina

Son aquellas que utilizan combustible líquido y que además son bastante silenciosas. A diferencia de las demás no necesitan casi instalación ni mantenimiento ya que son portátiles. A no ser que vivas en un castillo se recomiendan para cualquier casa y habitaciones que oscilen entre los 15 y los 50 metros cuadrados.

estufa de parafina
Estufa de parafina

Tipos de estufas de parafina

Existen dos tipos bastante diferenciados entre ellas, según el encendido sobretodo. Vamo a pasar a detallar qué dos tipos puedes encontrarte y en qué se diferencian entre ellas.

  • Estufa de parafina de mecha: Estas tienen una especie de encendedor que se encarga de prender y calentar el combustible líquido, además como utilizan este tipo de combustible no requiere ningún enchife a la instalación eléctrica y calentará hasta que la mecha se apague. Esta mecha puede llegar a durar encendida más de 15 horas y al igual que las estufas de gas se deben poner en lugares bastante bien ventilados.
  • Estufa de parafina electrónica: Son la estufa de parafina de bajo consumo ideal, ya que tienen bastante más potencia y menos consumo que las de mecha. Al ser electrónica se puede programar de forma que tendrá en cuenta una temperatura y un tiempo de encendido. Además son bastante seguras ya que algunas vienen con una especie de control parental que impide que los niños puedan jugar con los controles de esta, bloqueandolos en caso de ser necesario. Son autolimpiables pero para estas funciónes sí que necesitan estar conectadas a la red eléctrica.

¿Dónde instalar una estufa de parafina?

Principalmente en un lugar con muy buena ventilación ya que el combustible al ser quemado emite gases que pueden llegar a ser nocivos en caso de fuga. Como te habrás imaginado no es recomendable quedarte dormido frente a ella o instalarla en un lugar donde vayas a hacerlo de forma habitual. También tienen sistemas antivuelco y detectores de gas que la apagarán en caso de emergencia. Requiere de una conexión eléctrica para que todas las funciones de seguridad funcionen, y en caso de ser electrónica que pueda encenderse.

Consumo de una estufa de parafina

El combustible que utiliza se vende o se suele comerciar en bidones de unos 20 litros aproximadamente y el precio puede variar pero más o menos oscilar en los 50 euros. El consumo de la parafina oscila entre los 0,15 y los 0,35 litros por hora, por lo que si abusas de ella puede salirte un poco cara, a más de un bidón por semana, y si contamos con que puede ser eléctrónica puedes llegar a notarlo a final de mes, así que mucho cuidado.

Otros tipos de estufas

Existen más tipos aún de estufas aunque algunas de ellas son más para decoración que otra cosa y no resultan eficientes si lo que se quiere es un uso cotidiano y eficiente.

  • Estufas de alcohol o bioetanol: Son unas estufas decorativas que funcionan con alcohol y suelen tener un consumo de combustible de unos 0,4 litros por hora. Será necesario tener una buena ventilación y además se recomienda no instalarla en habitaciones pequeñas ya que liberan batsante CO2. Para utilizar este tipo de estufas puede hacerse mediante el quemador seguro que no es más que un depósito hecho con un material poroso que absorbe el combustible. También existe la posibilidad de utilizar el vaso que tiene la capacidad de almacenar en un espacio muy pequeño el combustible.
  • Estufas de exterior: Este tipo de estufas es muy común verlas en terrazas de bares cuando es invierno. Además de ofrecer calor también desprenden un aspecto atractivo y decorativo. Las hay que funcionan con gas, líquidos e incluso con leña. Quizá sea la mejor opción si como se ha dicho tienes una terraza, un jardin, un porche o incluso una carpa.

Además de estufas de bajo consumo, en nuestra tienda también tenemos: