Saltar al contenido

Deshumidificador bajo consumo

Los mejores deshumidificadores de 2018

Qué es un deshumidificador

Es un aparato que se encarga de climatizar el lugar y de quitar la humedad absorbiendo el aire. Durante el proceso de condensación que es cuando se encarga de limpiar el aire el agua generada se guarda en un depósito. Al final el aire no saldrá frío ya que el último paso es calentarlo para que salga en la temperatura que deseamos.

Muchos de nosotros vivimos en lugares muy húmedos, ya sea debido a la lluvia continua, a la proximidad de la costa y vientos de origen marítimo o las nieblas anticiclónicas que acaban acumulando un alto grado de humedad en nuestras estancias.

Todo esto puede ser el origen de enfermedades en personas mayores o de corta edad, sobretodo en épocas donde el frío aprieta. También provocan la corrosión de aparatos eléctricos y otras superficies de metal cuando la humedad excede el 50%.

Estas cosas se pueden evitar comprando un deshumidificador, aunque si quieres ahorrar en esta web los tienes de bajo consumo.

Existen dos familias principales de deshumidificadores:

  • Fijo: es aquel que requiere una instalación permanente y que estará siempre en el mismo lugar.
  • Portatil: como dice la palabra podrás moverlo a cualquier sitio donde quieras regular la humedad del ambiente.

Estas dos se podría decir que son las características principales que te vas a encontrar a la hora de comprar uno, así que para elegir bien debes estudiar a fondo para qué lo quieres.

Si ya tienes claro cual elegir sentimos decirte que el dilema continúa, ya que ahora pasamos a explicarte las dos familias en las que se divide cualquier deshumidificador

¿Deshumidificador refrigerante o desecante?

Los refrigerantes aspiran el aire de la habitación el cual pasa por un tubo que se encarga de enfriarlo. El resultado de todo esto es la condensación del agua que contiene y que se guarda en una especie de cubo, una vez el proceso finaliza el aparato expulsa el aire resultante libre de agua. Son más eficientes cuando el calor aprieta, sobretodo en zonas costeras donde la humedad suele pasar con facilidad el 45%.

También tenemos los desecantes, que se deshacen de la humedad mediante materiales desecantes como por ejemplo el gel de sílice, que a través de una reacción química al juntarse con el aire realiza el mismo proceso que los refrigerantes eliminando la humedad. Estos materiales podría decirse que tienen pegas y es que deben ser sustituidos cada cierto tiempo debido a que contienen poros que se llenan de agua con el uso, aunque no es el caso de todos ya que los hay que se regeneran si se ponen en medio de una corriente de aire. Son más eficientes con temperaturas bajas y al contrario que el anterior en zonas no costeras donde la humedad no asciende demasiado.

deshumidificador refrigerante
Deshumidificador refrigerante

¿Se puede usar como aire acondicionado?

Sentimos decirte que no, un deshumidificador no hace descender o subir  la temperatura, aunque al descender la humedad si que hará que la sensación de frío o calor  sea menor. Por ejemplo en un día de mucho calor si la humedad es elevada la sensación térmica estará unos cuantos grados por encima, regular la humedad y acercarla al 0% hará que esa sensación sea más realista. Lo mismo pasa con el frío, si la humedad es alta creeremos que hace más de lo que realmente es.

Mantenimiento de un deshumidificador

Presta atención porque vamos a enseñarte unos tips que posiblemente te sirvan de ayuda para que la vida útil de tu electrodoméstico sea mayor:

  • Sensor para controlar nivel de líquido: es algo que suelen llevar todos los deshumidificadores hoy en día, fíjate en ello y asegúrate que sigue funcionando ya que cuando llega al máximo se apaga y deja de funcionar. Lo normal es que venga con aviso sonoro o luminoso cuando se llena, pero no es algo que te vayas a encontrar en todos los modelos.
  • Se llena entre 8 y 12 horas: se podría decir que es el intervalo medio en el que tarda en llenarse el cubo de agua, pero esto también va a depender del modelo que compres y del porcentaje de humedad en el ambiente. Hay gente que instala un tubo en el tanque del agua para que este se vacíe a la vez que drena el agua del aire, aunque no una práctica que sea recomendada si no sabes lo que haces.
  • Limpia o sustituye los filtros: esto lo tendrás que cambiar o limpiar cada cierto tiempo, un filtro se encarga de purificar el aire y retiene mucha cantidad de polvo y ácaros. En un par de meses y en una estancia no muy limpia o con demasiados muebles y trastos el filtro podría quedar totalmente embozado, por lo que podría conducir al mal funcionamiento y puede que en ocasiones lleve a la rotura del deshumidificador.

¿Qué deshumidificador comprar?

Ahora que ya sabes de qué va y cómo funciona un aparato de estos seguramente ya estés planteándote  qué compra vas a hacer, así que vamos a ayudarte con algunos parámetros para que te quede claro del todo.

  • Dimensiones y peso: parte bastante importante que viene implícita en elegir entre un deshumidificador fijo o portátil. Si es fijo recuerda antes cómo tienes decorada la habitación donde deseas instalarlo ya que no querrás que desentone. Por el contrario si es portátil debes tener claro quién se va a encargar de moverlo cada vez que haga falta, ya que puedes acabar con los riñones doloridos.
  • Humedad que tolera: todos estos aparatos vienen con un dato bastante importante al que se le tiene que prestar atención y es el número de litros cada 24 horas.
  • Capacidad del depósito de agua: si vives en un ambiente muy caluroso y húmedo no es buena idea hacerte con uno que tenga un tanque de agua muy pequeño, ya que no lo querrás estar vaciando cada diez minutos.
  • Filtros lavables: imagina que llegas a tu casa y resulta que los filtros únicamente se pueden sustituir ¿no querías ahorrar? contempla esto antes de pagar, ya que igual prefieres limpiar a comprar otros.
  • Automático: buena característica que se encarga de regular el nivel óptimo de humedad sin tener que intervenir, únicamente lo harás para programarlo la primera vez.

Deshumidificador y salud son sinónimos

Un deshumidificador no es únicamente un aparato para regular la humedad de tu habitación, es mucho más que eso, ya que nos aporta muchas ventajas a nivel de salud.

deshumidificador alergias
Deshumidificador en habitación
  • Se deshace de hongos, ácaros y moho. Cuando el porcentaje de humedad relativa alcanza o supera el 70% es mucho más probable que estos organismos se reproduzcan con facilidad, ya que se encuentran en un entorno favorable para su desarrollo. Simplemente con eliminar parte de la humedad no sólo evitarás que crezcan sino que además eliminarás gran parte de los que ya están.
  • Mejora los síntomas de la alergia y el asma. Un problema bastante común en brotes alérgicos y el principal del asma son las dificultades para respirar. Acabando con los organismos que se mencionan en el punto anterior notaremos bastante mejora en este aspecto.
  • Hace la vida mejor a personas con reuma o artritis. Los que sufren alguna de estas enfermedades saben de sobra que la humedad no es la causante de estas, pero si es un factor que agrava los síntomas haciéndolas más dolorosas aún si cabe.
  • Reduce los catarros considerablemente. Las habitaciones con mucha humedad, poca ventilación o luz  tienden a condensar el agua en sus paredes, ventanas o techos. Que la humedad no desaparezca y acabe saturando puede ser el origen de muchos catarros y problemas pulmonares, no hay que tomárselo a broma. Si ves manchas en las paredes o en el techo lo más seguro es que sea a causa de esto.