Saltar al contenido

Calentadores de bajo consumo

[amazon box=»B00B5TLX2O,B007PS6ZBS,B016DUEBPA,B007PS6ZFO,B00Y0PFOZC,B007PS6Z22″ grid=»3″]

A no ser que seas de otro planeta seguro que prefieres calentar el agua antes de ducharte o ponerte a fregar. Si no eres de aquí lo sentimos, pero si lo eres bienvenido a la mejor gúia de calentadores de agua.

Los usos más comunes de un calentador son la limpieza, duchas o baños, cocinar o incluso calefacción. A nivel industrial el uso se vuelve muy dispar.

Los mejores calentadores de 2018

[amazon box=»B00B5TLX2O,B007PS6ZFO,B00Y0PFOZC» grid=»3″]

Tipos de calentadores existentes

Hoy en día se cuentan justo con los dedos de una mano los diferentes tipos de calentadores que se pueden encontrar en el mercado, a continuación se detallan:

  • Calentador de depósito: Es un tipo de boiler donde su característica principal radica en un tanque interior donde se almacena el agua que se va calentando después, y que mediante un termostato deja de hacerlo cuando esta llega a la temperatura precisa. Si la temperatura desciende volverá a calentar y así sucesivamente manteniendo la temperatura deseada. La capacidad de estos tipos de calentadores se mide por servicios y es algo que debes tener en cuenta, ya que no es lo mismo vivir solo (con un tanque de 20 a 100 litros bastaría), que con cinco personas, y es que aquí ya tendrías que irte a más de 200 litros. Ten en cuenta el tiempo de recuperación, no todos calientan el agua al mismo ritmo. Si haces un uso muy frecuenta revisa bien esta parte antes de hacer la compra.
  • Calentador de paso de rápida recuperación: Es muy parecido al anterior, la principal novedad es que el agua fría se empieza a calentar antes de llegar al tanque gracias al paso previo por unos tubos calientes, por lo tanto el flujo de agua caliente es constante. Si quieres sabes más sobre la eficiencia algo principal es que el nivel de calentamiento se mide el litros por minuto, pero aquí ya intervienen varios factores como poro ejemplo la presión del agua que tengas donde vas a instalarlo.
  • Calentador de paso instantáneo: La principal característica radica en que no tiene depósito. El agua se calienta conforme va pasando por las tuberías internas del calentador o llamadas de otra forma «serpentín». La eficiencia de estos tipos de calentadores se mide por servicios simultáneos. En su gran mayoría funcionan con gas, por lo que se debe tener cuidado si se hace uso de ellos en interiores. Una de las principales ventajas es que puedes tener agua caliente sin ninguna limitación más que la de la bombona de gas que uses, si es que la usas. Como desventaja se puede comentar que el flujo de agua caliente y su intensisad depende bastante de la presión del agua que tengas en casa, si notas bastantes cambios en ella se recomienda la instalación de una bomba.
  • Calentador eléctrico: Es un boiler bastante parecido a uno de depósito, aunque como el nombre indica la principal diferencia es que el agua caliente se regula a través de un termoestato eléctrico. Para funcionar lo único que necesitan es una instalación de corriente eléctrica en casa, cosa que se da por sentado que usted tiene. El proceso por el cual el agua se calienta es bastante simple, una resistencia hecha con alambre y que contiene el paso de la corriente causa como resultado la generación de calor y por ende, al pasar el agua por los serpentines y almacenarse en un pequeño depósito cerca de la resistencia la calienta.
  • Calentador solar: Si buscas calentadores de bajo consumo esta puede ser tu opción ideal, y es que tal y como dice su nombre no necesita ni de gas ni de electricidad para funcionar, ya que lo hace con la energía solar que recoge mediante un panel o colector solar. Este panel solar solar transfiere la energía al agua en forma de calor y esta a la vez se almacena en un termotanque para ser usada después. El circulamiento del agua dentro de este calentador es muy fácil de entender, el agua caliente siempre es más ligera que la fría, así que durante el paso de esta por el colector solar plano y el termotanque, la caliente siempre sale primero. El termotanque está forrado y protegido contra variaciones de temperatura por lo que mantiene el agua caliente.
calentador eléctrico 2018
Calentador eléctrico

Clases de combustión en un calentador

Un paso previo antes de la compra de un calentador es preguntar en la tienda donde vayas a comprarlo qué clases de regulaciones existen en esa comunidad autónoma, ya que por ejemplo puedes tener problemas a la hora de instalar un calentador atmosférico.

  • Calentadores estancos: Son aquellos donde la entrada de aire y la salida de gases ocurre dentro de una cámara totalmente cerrada para proporcionar un plus de seguridad al realizarse en un lugar ajeno a la instalación del electrodoméstico.
  • Calentadores modulantes: Si estás buscando un calentador de bajo consumo esta puede que sea tu mejor opción. Estos calentadores regulan la potencia de la llama para que su uso sea lo más eficiente posible y la temperatura del agua sea lo más parecida a lo que el usuario quiere en ese momento. El ahorro de recursos puede llegar a superar incluso el 20%.

Tipos de encendido que puedes encontrarte en un calentador

Existen tres tipos de encendidos que te puedes encontrar en un calentador y que a continuación te vamos a listar y describir. Presta mucha atención.

  • Piezoeléctrico o tren de chispas: De los tres tipos se podría decir que es el más engorroso. Este encendido consiste en darle a un botón que genera una chispa mientras se mantiene otro pulsado que expulsa el gas. Sólo quedaría mantener el botón del gas cuando se haya generado la llama hasta que esta quede fija. Es un encendido totalmente manual y tendrás que repetir la acción cada vez que quieras agua caliente y el calentador esté apagado. Dejarlo encendido consumiría gas ya que queda una pequeña llama permanente esperando a que se vuelva a abrir el grifo.
  • Electrónico o automático: Este es bastante más cómodo que el anterior y es que reacciona a la demanda de agua caliente provocando una llama bastante más grande que se encarga de calentarla. Del mismo modo se apaga cuando la demanda de agua caliente cesa. Lo único que se debe tener en cuenta es que la fuente de alimentación que se encarga de encender la llama suele funcionar con pilas, así que si no quieres quedarte tirado ten en cuenta esto.
  • Hidrogeneración: La principal característica de este encendido es un sistema de dinamo que atraviesa el paso del agua cuando existe una demanda de esta. No requiere apenas de mantenimiento. Este encendido no tiene piloto y el calentador no está encendido si no se requiere de su uso. Es un sistema bastante cómodo y efectivo, por nuestra parte está totalmente recomendado.

Sistemas de evacuación

Un sistema de evacuación es el proceso mediante el cual un calentador expulsa los gases de combustión al exterior de la vivienda. Existen dos tipos de sistemas de evacuación.

  • Tiro forzado: Consiste en un gran ventilador en el interior del calentador que expulsa fácilmente los gases al exterior. Si quieres seguridad con este sistema la tendrás y además es muy cómodo ya que permite la instalación en lugares pequeños y con poca ventilación. El único problema de todo esto es que tiene que estar conectado a la red eléctrica, por lo que si estabas buscando un calentador de bajo consumo igual entre tus opciones no está elegir uno con este tipo de tiro.
  • Tiro natural: Este tipo de sistema es el más común de todos, el típico calentador que veas en una cocina o galería es casi 100% seguro que llevarán este tipo. Consiste en un tubo de metal bastante grande conectado al exterior, algo así como una salida de humos. Se recomienda que el primer tramo del tubo sea totalmente vertical para que el transito del gas sea correcto.
tiro forzado
Tiro forzado

¿Cómo elegir un calentador?

Ahora que ya conoces más o menos como funciona un calentador debes poner en órden esas ideas para que a la hora de elegir lo hagas con pleno conocimiento de que estás escogiendo correctamente.

Lo primero que debes plantearte es qué tipo de combustible usas en tu casa, si es gas natural o butano, o sólo consumes electricidad. Esto es necesario para saber si tu instalación está preparada, ya que si no lo está tendrás que dejarla lista o plantearte lo contrario a lo que tenías pensado comprar. Como para los dos tipos de gases la instalación necesaria es diferente, te decimos desde ya que no debes preocuparte ya que la mayoría de calentadores vienen preparados para funcionar con ambostipos de gases.

Si tienes un sistema de energía solar o placas solares, es obvio que tu mejor opción es un calentador solar, aunque pregunta antes y revisa si tu instalación es apta para ello. Nunca des nada por seguro, siempre se te puede escapar algo.

La pregunta del millón es cuánta agua caliente requieres. Los mejores calentadores del mercado son capaces de generar más de 20 litros de agua caliente en un minuto. La potencia máxima de un grifo común oscila sobre los 10 litros en un minuto. Partiendo de estos dos datos debes calcular cuántos puntos de salida de agua caliente tienes en tu casa. Para finalizar únicamente es realizar el cálculo, que aunque no sea exacto te hará tener una idea aproximada del calentador que necesitas.

También neceesitas sabes dónde vas a colocarlo. El sitio donde quieras instalar el calentador es de suma importancia, sobretodo por el tipo de evacuación, ya sabes que el tiro natural requiere de más espacio y ventilación y el forzado permite colocar el aparato en lugares bastante más reducidos.

Seguridad en tu calentador

Ya te has hecho las primeras preguntas, pero no te retires todavía porque aquí van unos consejos de seguridad para que tu elección sea aún mejor, y es que estos calentadores pueden venir equipados con algunas características que te harán la vida más fácil.

Un termostato de temperatura no es algo que sea esencial, pero si que vas a poder regular el agua caliente y su temperatura. Si eres de los que tiene mala suerte y se abrasa porque el agua sale demasiado caliente compra un calentador con termostato.

Puede que alguna vez te haya ocurrido con otros modelos donde la llama a veces se apagaba. La mayoría de calentadores hoy en día vienen con un sensor para la falta de llama, este sensor se activa cuando se apaga inesperadamente y corta la salida de gas hasta que el pulsador vuelve a estar habilitado para encender la llama de nuevo.

También puede ocurrir que lo que se corte sea el gas por falta de este. Para esto tenemos otro sensor para la falta de gas, que al igual que anterior se activa pero cuando no sale gas por algún motivo ajeno a nosotros. Si ocurre esto el sensor se activa para cerrar la válvula de gas.

Por último y a nuestro parecer el más importante de todos es el presostato de aire. Si este sensor detecta falta de ventilación o algún tipo de obstrucción en la salida de gases automáticamente corta tanto la llama como la válvula de gas, dejando el calentador totalmente apagado.

Además de calentadores de bajo consumo, en nuestra tienda también tenemos: